Briston lanzó en México su nueva colección Clubmaster Sport

| 11/02/2016 | 0 Comentarios

Brice Jaunet creó su propia marca de relojes tras quince años de experiencia en la industria relojera. Durante estos años, trabajó en el seno de dos de los mayores grupos relojeros mundiales, comenzando por Richemont, donde debutó con Cartier. A continuación, pasó por Baume & Mercier y más tarde por la internacional Raymond Weil.

Briston Clubmaster SPORT Tortoise Universe

Briston Clubmaster SPORT Tortoise Universe

Finalmente, se unió al grupo LVMH como director de exportaciones de la marca Zenith, más tarde como vicepresidente de marketing internacional, antes de asumir la dirección de la marca en Francia.

A finales de 2012 decide lanzarse a emprender, colaborando con algunos amigos diseñadores suizos, para crear una marca de relojes con la que se identifica, fruto de sus reflexiones, de sus investigaciones y del deseo de crear una obra relojera, auténtica pero accesible.

Sus estudios en Oxford, su pasión por el deporte y los viajes infunden a la marca Briston su espíritu sport chic, un tanto clásico.

El espíritu: sport chic

Desde los campus de Oxford o Cambridge, pasando por las carreras de remo hasta las inmediaciones de los campos de polo o de cricket, se respira este espíritu sport chic desde tiempos de la Reina Victoria. Este estilo de vida chic e informal, a veces tradicional, también ha inspirado considerablemente el estilo preppy que ha surgido en las universidades de la Ivy League, en la Costa Este de los Estados Unidos.

Esta esencia, asociada a su ADN fundamentalmente relojero, confiere a Briston su estilo tan singular. El trabajo de materiales innovadores, como el acetato de celulosa, y su gran colorido confieren a los relojes Briston un look totalmente distinto.

Así, Briston es la mejor adaptación entre un “guardián del tiempo” contemporáneo y un accesorio chic, clásico pero decidida y voluntariamente accesible.

BRISTON nació con Clubmaster Classic, de forma “cuadrada curva” con inspiración Vintage que recuerda la década de 1920 y le proporciona un carácter singular y muy relojero en un segmento estandarizado de relojes redondos.

Esta viene en versión Acetato de celulosa o Acero. Más adelante se creó la edición Clubmaster Sport, en Acetato de celulosa, con variaciones en tamaño de la caja y en combinaciones también en correas y colores.

Galería:

El acetato de celulosa, es un material noble, muy preciado en la óptica de alta gama. Elaborado a partir de fibras y flores de algodón (un 70 %), es un material natural e hipoalergénico. Para trabajar la caja de sus Clubmaster, Briston se ha asociado con la casa italiana Mazzucchelli.

Briston ha decidido presentar esta colección con las correas “NATO”. Estas correas se desarrollaron durante los años 60 para satisfacer el pliego de condiciones del Ministerio de Defensa británico para equipar a la Marina Real Británica, antes de pasar a la posteridad en la muñeca de James Bond.

Hechas de nylon, muy robustas y resistentes al agua, pretenden reforzar el espíritu vintage y afirmar un look decididamente sport chic. Además estan las opciones de NATO en piel. Todas las opciones vienen en diferentes colores y/o combinaciones a rayas.

Las tres colecciones vienen en opción HMS simple, con manecillas en horas minutos y segundos; o con Cronógrafo en dos ventanas, hasta 24 horas. Las dos versiones tienen indicador de fecha (día del mes).

Clubmaster Sport se puede encontrar en tiendas Design Spot ( www.designspot.mx ) y Palacio de Hierro.

 

Fuente:

CP

Etiquetas:

Categorías: Marcas