Pagos electrónicos estimulan crecimiento económico en Venezuela

| 21/02/2013 | 0 Comentarios

El crecimiento en el uso de los productos de pago electrónico como las tarjetas de crédito y débito añadió USD500 millones al producto interno bruto (PIB) de Venezuela según un estudio realizado para Visa por Moody’s Analytics, una firma independiente líder especializada en predicciones económicas.

El estudio de 56 países, incluyendo Venezuela, que representan el 93% del PIB mundial concluyó que el uso de las tarjetas hace la economía más eficiente, dando un impulso significativo al crecimiento económico.

Globalmente, los pagos electrónicos contribuyeron con USD983.000 millones al PIB de los 56 países examinados entre el 2008 y el 2012. Durante el mismo período el PIB en esos países creció un promedio de 1,8 puntos porcentuales.

“Puesto que el creciente uso de las tarjetas de pago ha contribuido con USD500 millones, al PIB de Venezuela, es notable el efecto de los pagos electrónicos para el país. Los datos nos permiten ver que el impacto positivo en el crecimiento económico es un resultado directo del uso de las tarjetas y está ligado a los beneficios que brindan los pagos electrónicos, incluyendo un nivel más alto de seguridad, la conveniencia de operar sin necesidad de usar efectivo o cheques, la mayor eficiencia a la hora de pagar las compras y la reducción de la economía informal”, señaló Ernesto Esteves, Director Ejecutivo de Visa Inc. Región Andina.

Agregó Esteves que “estamos muy entusiasmados con las posibilidades de incrementar los pagos electrónicos en Venezuela por medio de soluciones innovadoras, y nos complacerá colaborar con las empresas, el gobierno y las entidades interesadas del sector para continuar expandiendo y apoyando el crecimiento económico a nivel local”.

“A pesar de los desafíos que plantea el panorama económico mundial, la creciente penetración de las tarjetas de pago ayudó a aumentar el consumo y, como promedio, incrementó el PIB”, observó Mark Zandi, el economista jefe de Moody’s Analytics. “El aumento en el consumo es paralelo a la creciente popularidad de los pagos electrónicos entre los consumidores en el mundo entero y la accesibilidad a los mismos. Al mismo tiempo, estos hallazgos apuntan a la necesidad de que los gobiernos adopten políticas que fomenten el cambio a medios de pago electrónicos eficientes y seguros”.

Otros hallazgos destacados en el estudio incluyen:

  • Crecimiento económico en América Latina y el Caribe: En esta región la contribución más relevante del uso de las tarjetas de pago al consumo se observó en Brasil (USD 51.300 millones), Argentina (USD 8.100 millones) y México (USD 7.800 millones).
  • Crecimiento económico en Estados Unidos: El uso de las tarjetas de pago en Estados Unidos incrementó el PIB en un 0,3%, sumando USD127.000 millones a la economía estadounidense.
  • Crecimiento económico mundial: En algunos países el mayor uso de las tarjetas de pago incrementó significativamente el consumo. Encabezan la lista China con un 4,89%, Chile con un 1,28% y Brasil con un 1,15%.
  • Valor de los pagos electrónicos: El estudio concluyó que el mayor uso de las tarjetas de crédito y débito contribuye a fomentar la actividad económica al reducir los costos de las transacciones y mejorar la eficiencia en el flujo de los bienes y servicios. El advenimiento de las tarjetas de crédito y débito ha contribuido mucho a mejorar la habilidad del consumidor para optimizar las decisiones de consumo al darle un acceso seguro e inmediato a todos sus fondos en cuentas de depósito o a una línea de crédito. Los comercios también se benefician porque se reduce el manejo del efectivo y los cheques en el sistema, lo cual elimina los problemas y riesgos relacionados con la necesidad de guardar el efectivo. Además, el drástico crecimiento de los métodos de pago de comercio electrónico y pagos con dispositivos móviles no sería posible sin contar con sistemas de pago electrónico globales que habilitan la transferencia segura y fácil de los fondos de los consumidores a los comercios.
  • Apoyo al sector público: Los pagos electrónicos conducen a una reducción en la economía informal al aumentar la transparencia y generar ingresos adicionales de la recaudación de impuestos.
  • Impacto del crecimiento futuro de las tarjetas: Moody’s Analytics concluyó que un incremento de un 1% en el uso de las tarjetas en los 56 países incluidos en el estudio produce un aumento anual de 0,056% en el consumo. Dadas las tasas recientes de crecimiento en la penetración de las tarjetas y los efectos incrementales calculados para el PIB futuro, Moody’s Analytics estima una adición significativa de 0,25% al consumo y un 0,16% adicional en el PIB.

Fuente:

NP

Categorías: Negocios