A la playa con el autoestima en alto

Se acercan los meses de vacaciones y el calor del verano impone que usemos menos ropa y mostremos más piel. Disfruta de los privilegios del sol tropical sin sufrir por no tener un cuerpo perfecto.

Las mujeres y los hombres vivimos bombardeados por imágenes de cuerpos esbeltos, pero la realidad es que muy pocos pueden presumir de tener esas medidas ideales del canon de belleza impuesto. A la hora de ir a la playa, cuando nos enfrentamos al temido bikini o al traje de baño, comienzan los juicios y las inseguridades. Para que nada te impida disfrutar con libertad de la playa, te presentamos una guía práctica que te permitirá sacarle partido a tus atributos y esconder los defectos para que brilles bajo el sol.iStock_000016197520XSmall

Antes del sol

De una semana a quince días antes de ir a la playa, controla la sal y el azúcar de tu dieta. Con este pequeño cambio puedes lucir menos hinchad@. Incorpora vegetales de color naranja y rojo en tu dieta, ya que estos contienen betacarotenos, un fitoquímico que es capaz de incrementar el bronceado. Sustituye los refrescos, repletos de calorías vacías, por agua, té e infusiones. No olvides que ingerir 8 vasos de agua diarios, contando otros líquidos, es esencial para tener una piel radiante y una buena salud.

Protege tu piel

Aplica el protector solar 30 minutos antes de la exposición al astro rey para que éste cumpla su efecto y reaplica cada hora o después de salir del agua. El bronceado saludable, ese tan deseado color dorado, se logra progresivamente bajando el factor de protección solar. Recuerda que exponerte bruscamente al sol te causará quemaduras que harán que tu piel se manche, deshidrate y envejezca más rápido.

Disimula la barriga

Si eres un chico que lejos de tener el tan deseado abdomen marcado presentas una prominente barriguita, evita los trajes de baño ajustados de lycra, ya que harán que resalte aún más. Prefiere bañadores tipo bermuda o short holgados, pero eso sí, no los compres una talla más pequeña ni los ajustes debajo de tu ombligo, porque dejarás la tripita al descubierto. Cíñelos a la cintura, nunca la cadera porque marcarán esos rollitos laterales.

Bikini ¿sí o no?

Si eres una chica que no se siente segura mostrando mucho, apuesta por el traje de baño entero en lugar del bikini. No tienes por qué lucir como una abuelita si eliges un modelo con un estampado divertido y un diseño que acentúe tus curvas. Otra alternativa son los trajes de baño que tiene la panty un poco más grande, tipo short, y cuyo estilo recuerdan a divas como Marilyn Monroe. Usar más tela no significa ser menos sexy.

Como una diosa griega

Para las chicas existen complementos coquetos, diferentes al aburrido pareo, que permiten potenciar el estilo al tiempo que disimulan las caderas, la grasa abdominal o los rollitos de la cintura. Desde vaporosos y transparentes pantalones anchos, hasta faldas y caftanes que confieren aires elegantes inspirados en tierras lejanas. Atrévete a apostar por alguna de estas románticas piezas a la hora de caminar por la playa.

Accesorios funcionales

No debes dejar en casa tus lentes o gafas de sol. Elige unos que tengan suficiente protección UV para cuidar tus ojos y con un diseño que vaya con tu personalidad y forma de rostro. Para los chicos las gorras son ideales para protegerse del sol excesivo, mientras que para las chicas, los sombreros y viseras acentúan el resto del atuendo playero con un toque femenino extra.

Elige un bolso de material impermeable con suficientes espacio para llevar tu toalla y protector solar. Objetos de valor como las llaves del automóvil y la billetera mantenlos cerca de ti en un koala/riñonera o bolsito pequeño.

Por: Ysabel Velásquez

Twitter @ysabelvel

Etiquetas:

Categorías: Vida

Acerca del Autor ()

Ysabel Velásquez es una periodista venezolana que escribe para las revistas más destacadas de salud y belleza del país. Si quieres saber más sobre otros temas de interés, puedes seguirla en Twitter @Ysabelvel