USB otorga Orden “Ernesto Mayz Vallenilla” 2015 a William Nazaret

| 25/09/2015 | 0 Comentarios

La Universidad Simón Bolívar (USB) reconoce en sus egresados una importante y significativa parte de la comunidad universitaria,  a quienes se otorga la Orden “Ernesto Mayz Vallenilla”, por su excelencia profesional y aporte destacado dentro y fuera de las fronteras venezolanas. Se concede a aquellos con probados y sobresalientes méritos en su desempeño profesional o académico, y que resalten de forma notable en su acción social, cultural, deportiva o artística.USB-1

La edición 2015 se le otorgará al Dr. William Nazaret, quien se ha destacado en forma pública, notoria y sobresaliente en el ámbito profesional y académico, y representa a cabalidad los valores de calidad, excelencia, responsabilidad y creación de futuro. El acto de entrega del reconocimiento se realizará el jueves, 24 de septiembre,  a las 11:00 am., en el Paraninfo de la Casa Rectoral de la USB. La entrada es libre, solo deben confirmar asistencia al correo info@aeusb.org o al teléfono 0212-906.30.29.

Para Nazaret, cuando se habla de la USB solo hay un calificativo que la describe: Excelencia. “Es importante que los estudiantes sepan que hay una lucha silenciosa diaria que se debe librar. La lucha por la excelencia. Si permitimos que esta se pierda en razón de las dificultades, la USB cesó. La excelencia es una actitud ante la vida”.

“Este reconocimiento es muy especial, sobre todo, por el Dr. Mayz Vallenilla. Él es una persona que más allá del modelo de universidad que creó y de la oportunidad que nos brindó, en el ámbito personal nos dio ciertas lecciones que absorbimos, asimilamos y llevamos a la vida. Con él aprendimos a respetar al otro con las diferencias que nos distinguen. Eso en la Venezuela de hoy valdría muchísimo”.

Además del Dr. Mayz Vallenilla, hay profesores que fueron muy importantes para Nazaret. Destaca a Joaquín Marta Sosa, Lorenzo Lara y John Muñoz, quienes han sido grandes ejemplos que influyeron sobre él.

La Orden Ernesto Mayz Vallenilla

En virtud del papel que desempeñan, en el año 2014 el Consejo Directivo de la USB aprobó las iniciativas de la Asociación de Egresados de la USB estableciendo el 19 de julio de cada año como el “Día del Egresado de la Universidad Simón Bolívar”, por celebrarse en esa fecha los cuarenta años de la primera promoción de profesionales de esa institución. En el mismo marco, creó la Orden “Ernesto Mayz Vallenilla”, nombre que recibe en honor a la labor dedicada, meritoria y trascendente de la gestión rectoral liderada por el Prof. Ernesto Mayz Vallenilla.

Ha sido importante la cantidad de egresados de la USB que han desempeñado roles de crucial trascendencia para la sociedad. El egresado es evidencia viva y permanente del cumplimiento cabal de uno de los objetivos fundamentales de la universidad: la formación integral del individuo. Su desempeño en diferentes áreas lo convierte en legítimo embajador de la calidad y la excelencia con la cual la USB forma profesionales para el futuro.

Los postulados como candidatos para hacerse merecedores de la Orden “Ernesto Mayz Vallenilla” son los egresados de programas de estudios de pregrado y postgrado, con un mínimo de 20 y 15 años de graduados respectivamente.

Orgullo para los egresados:

En la primera edición de este premio los ganadores fueron la urbanista Olga Ramos y el rector de la Universidad Metropolitana, Benjamín Scharifker.

Scharifker se siente muy agradecido de haber sido reconocido con esta distinción. “Fue un gran honor porque la recibí de mis pares, de quienes, como yo, fueron alumnos de esta maravillosa casa de estudios”. Rescata que los valores más resaltantes que identifican a la USB son la libertad, necesariamente vinculada con la responsabilidad al ejercerla; la persecución de la excelencia como requisito indispensable para el quehacer académico; y la transparencia en la toma de decisiones y rendición de cuentas.

Para Scharifker, la USB es una institución de referencia. Es muestra de que la universidad no está al servicio del poder, el capital, la fe o cualquier otro interés particular, sino al servicio de la construcción del conocimiento, la búsqueda de la verdad y los valores más trascendentales de la humanidad.

“El momento actual es posiblemente el más difícil que ha enfrentado la USB en su historia. A pesar de la profundidad de la crisis, este no es más que un evento transitorio que pronto superaremos. Nuestra comunidad académica sigue floreciendo y dando frutos. La universidad no desfallecerá, no se doblegará. Con sus valores prevalecerá”, expresa.

Por su parte, Olga Ramos considera a la USB como el espacio educativo, social y político, en el que tuvo la formación más importante de su vida, y en el que se fraguó parte de una familia, hoy día dispersa por todo el mundo, enlazada a través de creencias y valores fundamentales como son la responsabilidad, la pasión por el conocimiento y la búsqueda de la excelencia. Un lugar en el que siempre se tiene esa sensación de sentirse en casa, lo cual es muy relevante, teniendo en cuenta el contexto en el que estamos viviendo los venezolanos.

Para Ramos, haber sido reconocida con la Orden Mayz Vallenilla representa una gran responsabilidad con el país y la universidad.

“Para que Venezuela cambie de verdad y de fondo, es imprescindible que los venezolanos cultiven cualidades personales para incorporar la empatía, la comprensión, el entendimiento y la convivencia como reglas de juego en sus vidas, y finalmente, es esencial que todos los uesebistas, nos empeñemos en cultivar el amor por el conocimiento y la práctica de la excelencia, como valores en nuestras vidas y en nuestros entornos, para con ello contagiar, lo más posible a Venezuela”, afirma.

Lo cierto es que estos tres egresados de la USB coinciden en destacar lo esencial que ha sido para ellos la experiencia de estudiar en la USB, reflejada en valores como la excelencia, la responsabilidad y el respeto de las diferencias que nos caracterizan como seres humanos.

 

Fuente:

CP

Categorías: Vida