Volumetría del hipocampo: diagnóstico precoz de Alzheimer y Epilepsia

| 02/06/2016 | 0 Comentarios

La demencia es un deterioro de las capacidades cognitivas que, por lo general,  está asociada a la vejez. Sin embargo,  puede tener una aparición temprana antes de los 60 años, en condiciones como la enfermedad de Alzheimer. Actualmente, la tecnología médica ha desarrollado estudios que permiten identificar cambios cerebrales en fases tempranas de la enfermedad.

En Venezuela, el Centro Diagnóstico Docente, CDD Las Mercedes cuenta con equipos de última generación y especialistas para efectuar este tipo de diagnóstico a través de la volumetría del hipocampo por resonancia magnéticaVolumetria del Hipocampo 1

El doctor Gustavo Carrero,  quien posee  un postgrado en física médica y una especialización en radiodiagnóstico del CDD Las Mercedes, explica que “se trata de un estudio que evalúa la morfología del hipocampo a través de adquisiciones de imágenes con el resonador para determinar si hay una disminución en su tamaño o alteraciones de señal”. Esta medición y análisis que se efectúa en varias dimensiones permite distinguir a pacientes con enfermedad de Alzheimer o deterioro cognitivo leve en sujetos aparentemente sanos.

El volumen del hipocampo se compara con el de la población sana para la edad, y se analiza si está en el rango de los parámetros esperados o fuera de ellos, lo que indica la disminución del volumen del hipocampo.  “Este es uno de los hallazgos estructurales que se observan de forma temprana en la demencia, y que demuestra correlación con el número de neuronas funcionantes en el lóbulo temporal”, precisa el doctor Carrero.

El hipocampo es una zona del cerebro ubicada dentro del lóbulo temporal,  relacionada directamente con el funcionamiento de la memoria y de las emociones. El seguimiento de la demencia por volumetría del hipocampo es un diagnóstico de apoyo para los especialistas que permite observar el comportamiento de la demencia ocasionada por Alzheimer. “A través de las imágenes se puede ver si hay cambios volumétricos importantes que se correlacionen con la parte clínica. Además, permite orientar el tratamiento de los pacientes con Alzheimer en función a la estabilidad o progreso de su deterioro”, señala el doctor Carrero.

Como forma de pesquisa, la volumetría del hipocampo debería efectuarse cada seis meses dependiendo de la edad del paciente, aunque queda a criterio del especialista.

Según el reporte publicado en 2015 por la Federación Internacional de Asociaciones de Alzheimer,  más de 35millones de personas en el mundo sufren demencia a causa de la enfermedad de Alzheimer.

Pronóstico de la epilepsia

En pacientes que padecen epilepsia, la volumetría del hipocampo facilita conocer sobre su alteración, dado que es determinante para identificar un tipo particular de esta patología llamada Esclerosis Temporal Mesial  (ETM), en la que la persona padece episodios de pérdida de la conciencia.

“La ETM se caracteriza por cambios morfológicos en el hipocampo que suceden a temprana edad y con el paso del tiempo se convierten en  focos epileptógenos.  Es decir, en un desarreglo localizado de las neuronas que se activan de forma no sincrónica con el resto del encéfalo y hace que se originen  las convulsiones”, detalla el especialista en radiodiagnóstico del CDD Las Mercedes.

Explica Carrero que en este caso particular se evalúa el hipocampo del paciente, y al determinarse que sí hay alteración de su morfología y de su señal en resonancia, entonces es susceptible a que ese foco epiléptico se retire quirúrgicamente.  A solicitud de neuropediatras, este tipo de evaluación por imagen puede ser aplicado   a niños diagnosticados con cuadros de epilepsia.

 

Fuente:

CP

Etiquetas:

Categorías: Vida