El juego de la seducción

| 10/08/2012 | 1 Comentario

El juego de la seducción.

Cómo enamorar a una chica es un tema que ha existido desde la antigüedad. Si chequeamos los textos históricos, veremos que no sólo es suficiente tener fuerza y poder, conquistar ciudades y civilizaciones completas, también tenemos que satisfacer nuestros instintos. Un verdadero conquistador no es tal si no logra obtener a la mujer –o al hombre- de sus sueños.

A veces nuestro instinto es más fuerte que nuestra propia voluntad y verdaderas batallas se libran en nuestra mente, esa eterna lucha del Ego contra el Yo. Para satisfacerlo, tenemos que lograr que el objeto del afecto acceda a nuestras maniobras de apareamiento. Algunos le dicen el juego de seducción porque es una especie de competencia entre el seductor y seducido donde gana el que conquiste al corazón de la persona amada.

Los papeles del seductor y el seducido a veces se pueden intercambiar, y quien pensaba que tenía el control termina rendido a los pies del objeto del deseo. Por eso es un juego que puede terminar con un corazón roto. Adán, el rey Menelao, Julio César y más recientemente, el actor Robert Pattinson fueron víctimas del poder femenino. Son los primeros, son reyes, dictadores y estrellas de Hollywood, pero su punto débil es el mismo que el de nosotros: Las mujeres. Eva, Helena de Troya, Cleopatra y Kristen Stewart, por ejemplo, utilizaron su poder de seducción para “enamorar” a los hombres, y así los conquistadores quedaron conquistados. Por eso recomendamos mucha cautela si quieres participar en este juego.

Según el autor Robert Greene, este arte alcanzó su cúspide entre las cortesanas de la monarquía, que aplicaban sus mejores técnicas para ganarse los favores del rey y otros miembros influyentes de la corte. Por ejemplo, se dice que Ninon de l’Enclos dominaba tan bien el arte, que era deseada por reyes y hasta el mismo Cardenal Richelieu ofreció altas sumas de dinero para aprender con ella. Ya en su vejez educaba a los jóvenes para versarlos en esta sutil, poderosa y a veces subestimada habilidad.

En esto las mujeres siempre nos han llevado la delantera: cuando nos gusta a una chica, se nos nubla la mente y comenzamos a trabajar en piloto automático. Nuestro sistema primitivo toma el control de nuestras acciones y es cuando comenzamos a hacer el tonto sin darnos cuenta. Ellas, más versadas que nosotros sobre este tema, deciden si acceden a nuestras maniobras torpes o no más rápido que lo que canta un gallo.

Algunos especialistas citan a Charles Darwin y su teoría de la evolución, que explica que las hembras eligen al macho alfa o dominante sobre la manada porque así asegura la supervivencia de la especie. Otros comentan que este es un proceso que no es percibido conscientemente por la hembra, y son los factores hormonales o psicológicos los que influyen en su decisión final.

En todo caso, hoy en día existen herramientas para que los hombres tomen ventaja en este juego. En teoría, con algunas técnicas, feromonas, autoconfianza, humor, fluidez y un poco de ejercicio físico, seremos irresistibles a las mujeres. Al parecer, las cartitas de amor son una cursilería que sólo puede utilizarlas un Valmont, ese personaje del libro Las amistades peligrosas. Por cierto, recomendamos la peli con John Malkovich, Michelle Pfiffer y Glenn Close.

Los precursores modernos

Ross Jeffries y su Seducción Rápida

Un personaje contemporáneo de esta avanzada masculina es Ross Jeffries, que a través de sus cursos de “Seducción Rápida” sentó el precedente de una industria que genera millones de dólares en todo el mundo. Jeffries se centra en la Programación Neurolinguística pero dirigida especialmente a la conquista de las féminas. Se podría decir que sus talleres son efectivos, pero los modernos artistas utilizan sus enseñanzas sólo como base.

Uno de sus estudiantes, Lewis De Payne, fundó en 1994 un grupo de noticias llamado alt.seduction.fast que causó revuelo en la comunidad underground de los 90’s y fue uno de los grupos más visitados de la era de los newsgroups en el siglo XX. Por cierto, los newsgroup son los antecesores de los foros modernos, y para acceder a ellos hacía falta un software como el Outlook Express. Hoy en día los newsgroup son lugares donde se pueden descargar archivos digitales y conversar en salas especializadas.

A finales de los años 90’s, un grupo decidió recopilar el material del newsgroup alt.seduction.fast, que estaba colapsado por el spam, y lo trasladó a la página web http://www.fastseduction.com/ que aún está en funcionamiento. Este sitio está en inglés pero es el punto de partida para todo aprendiz. Allí se puede encontrar material, conversar con otros foristas, compartir experiencias, recibir consejos y discutir técnicas.

Durante esa época, foristas como Mystery y David DeAngelo comenzaron a ganar seguidores por sus técnicas novedosas y se granjearon un nombre propio en la comunidad de los artistas de ligue o Pick Up Artist, en inglés. Sin embargo, el relativo éxito de los cursos de Ross Jeffries, el portal fastseduction.com y el mundo de los artistas del ligue no estaba preparado para lo que venía a continuación.

Los Pick Up Artist se vuelven masivos

El periodista Neil Strauss (su seudónimo es Style), conocido por sus libros biográficos de personalidades del mundo del Rock y artículos para la revista Rolling Stone, se interesó en la subcultura del pick up artist e inició una investigación que lo llevó a conocer personalmente a Ross Jeffries, David Deangelo, Mystery, Juggler y a otros artistas del ligue.

Su amistad con Mystery lo introdujo de lleno en el mundo de la seducción. Y junto a Mystery y otros alumnos, crearon un experimento donde comprobaron nuevas técnicas y formas de seducir a chicas. Todas sus andanzas y enseñanzas quedaron plasmadas en el Best Seller The Game, conocido en español como El Método.

Del experimento de Mystery y Style surgieron varias tendencias que son más o menos lo que conocemos hoy en día. De habla hispana destacamos el site naxoseduccion.blogspot.com allí se puede obtener muy buena información y al parecer el autor se toma el tema  con seriedad.

La ética

El asunto de la seducción y los artistas del ligue ha derivado en discusiones sobre su efectividad y el supuesto trato a las mujeres como objetos. Además es una industria que genera millones de dólares y más de un charlatán ofrece cursos con la intención de sacarle provecho a la “moda” del ligue.

El respeto hacia las mujeres debe ser lo primero, y no debemos tratarlas como un trofeo o cosas que se pueden desechar.  Además, un verdadero caballero es íntegro, educado, utiliza las técnicas para enamorar, tener una relación duradera y no para obtener un encuentro efímero.

O como dijo Bob Marley: “La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla

Artículos relacionados

Etiquetas: ,

Categorías: Destacados, Seducción